En la luz y en la sombra

LUZ Y AMOR PARA NEPAL En los momentos más oscuros, mantenemos la Luz en nuestra mente y en nuestro corazón…

Eres cada respiración que tomo..
Eres el aire que respiro…
Eres todo lo que veo y todo lo que siento…
Estás donde quiera que vaya y en todas partes..
Estás en cada palabra de mi boca…
Estás en el espacio entre cada palabra…

Tumi Bhaja Re Mana Mantra

Kwan Yin ♥ ♥ Escucha y atiende los lamentos de los seres de este mundo

@CrystalCoaching

@CrystalCoaching

 ♥

 

Anuncios

La voz de tu alma

¿Cuánto tiempo ha pasado desde que escuchaste por última vez el sonido de tu alma?

Recuerdas: Es profunda y presiona tu  pecho porque necesita expresar los instantes sentidos. Es líquida y navega por las líneas del agua que te muestran el camino de vuelta a tu origen. Así es y así he sentido la inmensidad de una piedra que se ha cruzado en mi camino la última semana. Hoy quiero contaros una historia sobre la TANZANITA

zoisita azul tanzanita

Photo © Malte Sickinger

 

A veces solo necesitas, parar y dejarte sorprender por el brillo de los cristales. Es el caso de este mineral que se manifestó en África en las laderas de una Montaña Sagrada: El Kilimanjaro. Poco sé de su leyenda pero, imagino y pienso que en algún momento la energía inteligente decidió nutrir con lagrimas azules una tierra seca, llena de polvo, de calor, de rituales severos y de silencio.

Este azul intenso necesitaba ser descubierto por los humanos y por eso, el planeta desvelaba otro secreto que necesitaba de un proceso alquímico de fusión para reconocerse en toda su plenitud. La tierra entregaba la zoisita y los humanos tuvieron que calentarla artificialmente para conseguir una gema sublime. La presión a la que está sometida la zoisita para conseguir esta tonalidad azul es de 600 grados, y evidentemente, solo su apariencia de agua, de océano profundo, ha podido mitigar el dolor y la presión vivida en el proceso de metamorfosis.

Algo así, nos pasa a los humanos en estos tiempos de cambios profundos. Pensamos que no resistiremos las altas presiones, pero somos capaces, y cuando nos recuperamos de las situaciones de impacto, sentimos como si nos hubieran colocado una válvula que regula nuestra presión interna. Es entonces, cuando descubrimos el sentido que tienen muchas cosas; y es entonces, cuando descubrimos que estaba escrito en algún lugar, que nuestro destino era ser participes y protagonistas de estas mutaciones.

Galaxia azul-942443

¿A qué estás esperando para dejar tu sólida estancia y recuperar el ritmo de las olas? En la luz, al final del curso del río de la vida te estoy esperando. No gires tu rostro y sigue el latido de tu corazón azul. En la luz, te estamos esperando.

big tanzanite 04

La TANZANITA me ha llevado a reconocerme antes ser materia. Me ha permitido recordar que siempre hay una luz que nos marca la dirección correcta o más adecuada. Me ha permitido escuchar la voz de algunos de nuestros antepasados que nos recuerdan, una y otra vez, que nuestra sociedad está enferma y que es necesario sumergirse en el lago azul de la eternidad para resurgir puros y transparentes.

puerta azul

La TANZANITA nos conecta con la esencia más pura. Absorbe preocupaciones y miedos para que podamos crecer espiritualmente. Nos ayuda a escuchar los mensajes de nuestros Guías y a conectar con nuestra esencia eterna para aceptar un nuevo proceso de evolución en el plano físico.

Átomos de Vida

La fuerza de la Geometría nunca me ha dejado indiferente. Por eso, hoy es un día especial. En cada esfera que aparece en mi vida, mi VIDA se expande. Me siento libre, feliz, dichosa, y percibo como una especie de renacimiento hacia un mundo en el que todos los seres disfrutan en armonía y en paz.

Hace unas semanas adquirí unas composiciones de cuarzo creadas con la fusión de 13 esferas. Un número mágico que quedó unido a una arquitectura cristalina perfecta y que me llevó más allá del conocimiento que tengo de la Geometría Sagrada. Fue un momento emocionante y sentí como me reencontraba con unos seres inmensos, luminosos y transparentes, amigos y compañeros del alma que perdí en el camino, hace ya mucho tiempo.

Sentí su abrazo, su calidez, su quietud y su esperanza. Percibí su aliento, su frescura y su gran capacidad de amar. Hoy, desconecto de su carga emocional para poder compartir con todos vosotros su mensaje. Pero antes de nada quiero dar las gracias a Carmen María de Atómos de Energía Libre por ser el canal de acceso a este gran tesoro.

átomo de cuarzo

Siempre imaginé que de mi platillo de cristal (en la foto) que representa la flor de la vida surgiría una visión holográfica de energías limpias y puras. Y al final, el sueño se hizo realidad. Tenía en mis manos la Flor de la Vida en versión tridimensional.  Trece esferas unidas para recordarnos, que somos portadores de una matriz perfecta, que tenemos la obligación de recordar la perfección en todo y en todos, y que debemos ser embajadores de la plenitud y la abundancia.

El número trece es el número de la iniciación: 12 + 1. Y justo este mes, estoy trabajando con dos preciosos aliados cristalinos: La Fenaquita y la Cornalina. Según Naisha Ahsian, la Fenaquita nos señala que es tiempo de despertar y de asumir con responsabilidad la creación de nuevas experiencias vitales. Y, desde luego, que mejor compañero de viaje para la creación que una Cornalina. Una piedra de acción que nos pone en contacto directo con nuestra esencia para crear de forma amorosa junto con el Universo. Sé, que toda esta información, no es casual, y los que trabajamos con la energía de los cristales, lo sabemos. Algo se está moviendo y necesita de estructuras más elevadas para poder manifestarse.

 fenaquita_186  Cornalina Esferas

Para concluir, y tampoco es casual,  justo hoy, a través de una nueva amiga en red, Amaya Flores de Terapias del Alma,  me ha llegado un precioso poema sobre los átomos. Escuchadlo y disfrutad. ¡No hay nada más que decir. Nada más!

¡Oh Día, Despierta!

Los átomos bailan.

Todo el Universo baila gracias a ellos.

Las almas bailan poseídas por el éxtasis.

Te susurraré al oído a donde les arrastra esta danza.

Todos los átomos en el aire y en el desierto parecen poseídos.

Cada átomo, feliz o triste, está encantado por el sol.

No hay nada más que decir.

Nada más.

El poema de los átomos

Bab’Aziz