¿Qué vas a hacer con tu vida?

Hoy cerramos un ciclo, un año entero con sus días y sus noches. Y nos preparamos para iniciar otra fase en nuestras vidas. Damos carpetazo a 2013 y como la gran mayoría de los mortales nos disponemos a revisar la agenda: lo que hemos cumplido, lo que no hemos tenido ni ocasión de apreciar, sueños que aún siguen en otros planos y alegrías que inundan el corazón y de los que nos alimentamos en los momentos más delicados…

Hoy será un tiempo de no tiempo para abrir una ventana a lo que queremos y deseamos hacer con nuestra vida en 2014…Y como casi siempre hemos encontrado un texto sobre el que podemos reflexionar…

Flor Esfera

VIENTO 

¿ Qué quieres hacer con tu vida? ¿ A qué vas a dedicar los años que la Vida tenga a bien ofrecerte? – susurró el Viento en los oídos a Amadán.

– No sé…- le respondió en voz alta -. No entiendo a que te refieres.

– Eres joven – le respondió con tenue brisa -, y tienes una vida entera para adornar de sueños y esperanzas…

– Sí, eso ya lo sé.

Amadán bajo la cabeza, mirándose las puntas de los pies mientras recorría el sendero. Sí, tenía toda una vida por delante, toda una vida para llenar de ilusiones y sensaciones, toda una vida que descubrir…

El Viento guardó silencio por un momento sobre las aguas tranquilas del lago, como meditando sus palabras. Luego, con un gracioso remolino, continuó:

– La Vida es como una inmensa bolsa de energía, una gigantesca esfera de luz de donde irás sacando fuerza a lo largo de tus días para volcarla en tus proyectos, en tus ilusiones y tus aspiraciones. Y sería bueno que supieras desde un principio en qué vas a emplear toda esa energía, no sea que dilapides tu riqueza en ilusiones vanas y cambiantes, y te encuentres con la bolsa casi vacía cuando al fin te decidas a hacer algo por lo que valga la pena vivir…

Del libro Más allá del Arco Iris de Grian

DESDE ESFERAS TE DESEAMOS

LUZ, PAZ Y AMOR

PARA EL RESTO DE TU VIDA

♥ FELIZ 2014 ♥

Viento

Empuja los pensamientos fuera de tu mente y observa…

Has saltado la barrera del miedo, de lo no visible y te adentras en el mundo de la fluidez y la plenitud. Comienzas a percibir tu estado gaseoso y fluyes hacia tu propio destino. Es fácil si te permites imaginar otra realidad.

Te conviertes en lo que quieres, dibujas una nueva materia que surge de la fusión de diferentes tiempos y espacios y te elevas a una nueva frecuencia de posibilidades. Ábrete a una nueva visión en la que nos mostramos más ligeros de equipaje y con una sensación de gratitud inmensa.

Hemos vivido mucho tiempo de recuerdos y de sueños. Ahora somos capaces de tocar con nuestras manos las partículas de la existencia misma.