Cuando me convertí en viento…

Cuando me convertí en el viento, me di cuenta de lo limitado que había sido y de lo libre que eran los elementos. Cuando me convertí en el viento, me convertí en un poder invisible y sin forma. Así, podía moverme entre los valles y cañadas, a través de las montañas y océanos, y nadie podía verme. Y como el viento, tenía el poder de tornar en plata las hojas esmeraldas, de mover árboles inamovibles…Cuando me convertí en viento, me convertí en la cúspide de un poder en movimiento que nunca puede ser domado, un movimiento salvaje que es libre. libre de peso, libre de medida, libre del tiempo…

RAMTHA El Libro Blanco

♥ ♥