Éter

Colócate frente a ti mismo y dime lo que percibes…

No es un campo vacío lo que encuentras en la zona de lo invisible. Es tu respiración, es tu latido, es tu otro momento en otro espacio y en otro tiempo.

Hay un camino para el reencuentro en medio de la expansión del universo. Se nos presenta de forma sutil, adherido a múltiples formas, y sosteniendo energías dispares. En esos momentos eres consciente de que muchas veces te acercas y sientes cómo te alejas y experimentas que sólo cuando detienes la mente te encuentras con la energía inteligente del Cosmos.

Has entrado en la realidad de lo que no se ve. Es entonces cuando decides escuchar el vacío y te transformas en un ser inmenso capaz de percibir la ausencia de partículas. Ya lo sabías, es lo que era y será, es así. Has llegado a las profundidades del Universo, has ocupado el espacio en todos los tiempos y ahora vuelves a expandirte hasta tu destino.

Anuncios