La energía del cosmos

   Cuando miro esta piedra atentamente debo reconocer que tengo que cerrar los ojos para que su luz cegadora entre poco a poco en mi mente y se filtre con suavidad hasta mi corazón. Y es que los seres que laten en la moldavita llevan años forjando su carácter y a veces no entienden de las limitaciones humanas. Pero una vez establecidas las reglas de diálogo, es uno de los cristales más bellos que he podido contemplar…

moldavita

   La moldavita nos ayuda a percibir que somos parte de un universo en expansión, un universo generoso dispuesto a darnos todo lo que sea necesario para que consigamos avanzar sin miedo, incluso, aunque nuestro camino esté lleno de obstáculos. Sólo cuando sentimos esa intensidad comprobamos que estamos protegidos por múltiples formas de expresión. Justo en ese momento, nos damos cuenta de que siempre han estado allí.

   La moldavita es como un caballo de pura sangre. Es libre, rebelde, fuerte, indomable…Sin embargo, si la miras con respeto, si consigues sentir el latido de su corazón, te seguirá a cualquier lugar porque siempre estará contigo. Se producirá una especie de fusión de dos seres convirtiéndose en uno solo.

   Al igual que las células se separan para poder expandirse, la moldavita requiere de la fusión interna para reconocerse en toda su manifestación. En ese mismo instante, la energía de la vida en la tierra se mezcla con la energía que da la vida al cosmos…Entonces es posible recolocar nuestras pequeñas e insignificantes estructuras y seguir avanzando…

moldavita_esferas

  • La moldavita es una tektita formada hace más de 15 millones de años en la región de Moldava, en la República Checa. Algunas teorías defienden que la Moldavita es una roca terrestre fundida por el calor producido en el choque de un gran meteorito contra la tierra. Otros creen que la piedra tiene origen extraterrestre, probablemente algún tipo de obsidiana expulsada de un volcán lunar. Una tercera teoría mantiene que la Moldavita es una fusión del material del  meteorito y las rocas terrestres. El gas resultante rebotó a las partes altas de la atmósfera, donde se enfrió y condensó, cayendo de nuevo a la tierra en forma de gotas (cristal líquido) en la zona donde se produjo el impacto.
  • La moldavita es una piedra de transformación. Anuncia tiempos de cambios y crecimiento. Hay quienes la consieran una llave cósmica para la transformación de conciencia.
  • Culturas antiguas como la tibetana y la egipcia la veneraban como una piedra de comunicación interestelar.

Y hablaremos sobre el futuro con mucha más profundidad de lo que nunca antes lo habíamos hecho…(Frase adaptada de El Libro de Urantia)