El Espíritu del Sol

   Es curioso sentir cómo las cosas aparecen y desaparecen en función de los pensamientos que una persona decide proyectar para conseguir lo que necesita. Os cuento.

   Hace unos días me llama una amiga (Teresa). Desde hace tres meses está en el paro pero la  llamaron para hacer una entrevista de trabajo. Necesitaba un punto de apoyo cristalino para que todo saliera bien y consiguiera el empleo. Hecho. Todo se puso en marcha. Hablaron, llegaron a un acuerdo y comenzó su período de prueba…

   Hasta aquí todo era normal pero a los tres días, las cosas cambiaron. Mi amiga empezó a dudar, a imaginar que no iba a firmar el contrato de trabajo, comenzó a decir que las cosas no iban bien, que había algo que no estaba claro; en fin, empezó a proyectar con su pensamiento un montón de bloqueos. Hoy he hablado con ella y me ha dicho que ha dejado el trabajo.

   Quizás en otros momentos de mi vida me hubiera sorprendido pero en esta ocasión sabía lo que estaba ocurriendo. Los cristales que lucían como el sol al comienzo de esta historia se fueron apagando y dejaron de emitir su frecuencia de éxito.  Me di cuenta de que ella misma estaba bloqueando el flujo de la energía que se había puesto a su disposición. Y fue entonces cuando inevitablemente me vino a la cabeza una pregunta. ¿Estamos preparados para asumir un rol de empoderamiento como el que necesitamos en estos momentos? 

 el-espiritu-del-sol

   Estoy convencida de que todos llevamos dentro el poder del sol pero insistimos una y otra vez en ocultarlo detrás de unas inmensas nubes de debilidad, de dudas, de miedos. Nos cuesta aceptar los cambios, nos da vértigo reafirmar nuestra personalidad y mostarnos tal y como somos. Seres brillantes capaces de adaptarnos a un nuevo entorno.  

   Mi amiga pidió ayuda a los cristales y ellos respondieron a su llamada sin ninguna duda y surgieron piedras amarillas y doradas. Apareció una pirita sol, un citrino, un ojo de tigre, una labradorita amarilla y un cuarzo rutilado. El mensaje fue claro como el agua.

¡Eres un  gran sol con capacidad para iluminar tu vida y la de tu entorno!

mandala-el-espiritu-del-sol

   Pero a mi amiga se le olvidó sintonizar como la energía dorada del Sol y proyectó una inmensa sombra sobre si  misma. Con sus miedos, dudas y lamentos fue creando una capa densa que terminó por ocultar la energía disponible para ella. Uno a uno los cristales fueron desactivándose y su energía volvió a estar disponible en otro tiempo y en otro espacio a la espera de que alguien vuelva a reclamar su presencia…

   No es casual que hace dos semanas trabajáramos en Esferas la energía sublime de la Labradorita Amarilla y que en esta ocasión vuelvan a hacer acto de presencia los cristales amarillos. Si sabemos escuchar nos daremos cuenta de que el mensaje de los cristales es bastante sencillo y nos insisten una y otra vez en que reconozcamos y manifestemos nuestra capacidad de lucir como una estrella. En el nuevo mundo que estamos creando entre todos, ya no necesitaríamos estos toques de atención pero es evidente que nuestra mente sigue cuestionándose la capacidad que tenemos para brillar con luz propia.

Tu miedo más profundo no es que seas inadecuado. Tu miedo más profundo es que seas más poderoso de lo que crees. Es tu luz, no tu oscuridad, lo que más te asusta…(Nelson Mandela)  

 

Anuncios

2 comentarios el “El Espíritu del Sol

    • Tod@s llevamos dentro la fuerza del sol aunque a veces, como humanos que somos, nos resulta complicado aceptar que somos seres luminosos…y dudamos…Es entonces cuando deberíamos usar nuestra magia…Gracias por tu comentario y un abrazo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s